Acercando la naturaleza a tu mesa

Acercando la naturaleza a tu mesa

 

A veces parece que tener un estilo de vida saludable es difícil. Que se requiere alimento muy especial, comprar sólo “superfoods”, ir a gimnasios caros o tener los tenis más modernos del planeta. Probablemente sea solo nuestra mente saboteando nuestros buenos propósitos pues la verdad es que con pequeños cambios podemos ir construyendo ese estilo de vida que sabemos será bueno para nosotros y para nuestra familia. En este camino hacia hábitos más saludables, tenemos una gran aliada: La naturaleza. La naturaleza con todos sus regalos, con todo lo que la tierra nos da. El año pasado fue para la FAO (Naciones Unidas para la Alimentación y la Cultura) el año de los suelos y este año es el de las legumbres, para enfatizar su importancia en nuestra alimentación. La naturaleza es nuestra gran aliada en la camino a una vida más sana y no necesitamos vivir en una granja para acercarnos a ella. Podemos acercarnos con cambios sencillos como el apoyar a productores locales o tener una planta de albahaca o de hierbabuena en casa. Investiga o recuerda qué se produce en tu estado ¿Hay manzanas? ¿Hay alguien que tenga proveedores locales? ¿Qué están haciendo los emprendedores en productos alimenticios? ¿Dónde puedes acercarte a productores locales de fruta y verdura? ¡Pregunta siempre!

 ¿Alguien tenía árboles frutales cerca cuando era chico? A mí me siguen gustando los higos y recuerdo muchísimo cuando mi abuelo cuidaba sus árboles y nos compartía los higos que cosechaba. El tema de las plantas en casa me encanta y las macetas son una buena solución cuando no hay jardín grande disponible. Siempre tengo una macetita con albahaca y me gusta usar sus hojas en la salsa para pasta con tomate y también en ensaladas o simplemente mezclándola con rebanadas de tomate, pimienta, poca sal y aceite de oliva. La Dra. Maya Adam de la Universidad de Stanford, experta en nutrición infantil, recomienda mucho que sembremos hierbas de olor y que los niños ayuden a cuidarlas. Claro, sería genial tener nuestro huerto familiar en casa, pero si eso no es posible por razones de espacio y tiempo, podemos tener una macetita o conocer los sistemas hidropónicos disponibles para cultivos en casa. Hace poco fui a un restaurante y tenían un sistema de hidroponia en su terraza cultivando lechuga y cada vez veo más anuncios de cursos sobre el tema. Una amiga cultivo sus “microgreens”, estas pequeñas plantas comestibles que utilizan mucho los chefs para decorar los platillos en casa y le fue muy bien. La primera vez que yo lo intenté no me salió del todo bien por descuidos míos, pero lo volveré a intentar y les platico. La idea es incorporar elementos naturales y menos productos altamente procesados a nuestra alimentación. ¡Acercando la naturaleza a nuestra mesa!

 

 

 

Anna Cecilia Carrasco Medina. MNC. Nutrióloga Clínica-Health Coach-Educadora en diabetes. www.esnutritivo.mx esnutritivo@gmail.com @sandianutricion



Dejar un comentario