EL kit para cultivo de microgreens. Parte 3

EL kit para cultivo de microgreens. Parte 3

Para preparar la solución nutritiva, hay que disolver una cantidad específica del polvito azul en agua. La indicación viene en gramos e indica 0.5 gr para un litro de agua o un cuarto de cucharada de polvo (que son 2.5 gr)  para 5 litros de agua. Me pareció más sencillo usar una cuchara, en lugar de pesar, así que la preparé utilizando un cuarto de cucharada sopera de polvo nutritivo en 5 litros de agua. Medí los 5 litros usando varias veces una taza medidora que tengo de medio litro (500 ml). El polvo nutritivo se disuelve totalmente y queda listo para usar. Hay que guardarlo, pues es el agua que utilizarás para regar y mantener húmedo tu cultivo. Te recomiendo poner una etiqueta que diga microgreens o solución nutritiva al bote donde la guardes.

La mejor forma para mantener húmedo tu cultivo es poner la solución nutritiva en un recipiente en el cual quepa tu charola. Ahí la sumerges por un rato cada tercer día, así absorbe agua y se mantiene con la humedad necesaria para que tu cultivo siga creciendo.

¡Llegó el tiempo de la cosecha! A los diez días, ya puedes disfrutar de tus microgreens. Los cortas con tijeras y no es necesario cortar todo, puedes ir cortando solo el que vas a comer y dejar en la charola el resto. Vas a notar el sabor sorprendentemente fuerte para algo tan pequeño. Son deliciosos, pero lo mejor es que pudiste ver todo el proceso. ¡Lo mejor es que los cultivaste en casa!

Puedes comprar más semilla, sustrato y polvo para preparar la solución nutritiva. Usa la charola y la tapa nuevamente para que siempre tengas microgreens en casa, para ensaladas, sándwiches o para decorar cualquier platillo. Los chefs los usan mucho para dar un sabor y una presentación diferente a sus platillos. Y tú ¿cómo usarás tus microgreens?

Anna Cecilia Carrasco Medina. MNC. Nutrióloga Clínica-Educadora en diabetes-Health Coach. www.esnutritivo.mxesnutritivo@gmail.com



Dejar un comentario